⬅ Regresar al Blog

¿Emprender un despacho contable?

Publicado por:
Fecha de publicación: 28/04/2022

Estando ya tan adentrados en la era digital, escuchar sobre emprendimiento parece el pan de cada día. Y aunque la idea nos pueda parecer atractiva o la solución para la libertad financiera y el manejo de nuestro tiempo, el concepto también resulta imponente y desafiante. Parece como si emprender fuera un formato exclusivo para jóvenes en tenis, playera, actitud fresca y un pleno conocimiento y manejo de la tecnología; pero ¿qué hay más allá en el emprendimiento y sus beneficios para un contador?

Iniciemos describiendo un escenario en el que varios contadores se encuentran al salir de la carrera o en sus primeros años como profesionistas; seguro que te identificas. Entrar a una gran firma es el sueño, y en tu trayectoria para lograrlo obtienes tu primer trabajo y comienzas a llevar las finanzas de 3 ó 5 clientes; ¿vamos bien hasta acá? Conforme adquieres experiencia y conocimiento te das cuenta de que puedes llevar clientes por fuera en tu tiempo libre y comienzas a hacerlo. Representa emplear mucho más tiempo, representa llegar a casa y seguir trabajando, pero también representa un ingreso extra. Conforme pasa el tiempo, el esquema se invierte y lo más lógico parece ser emplear el total de la jornada laboral en tus propios clientes y comenzar una firma por tu cuenta. Si este es tu caso, o estás pensando en lograrlo, sigue leyendo. 

“Este primer cliente fue quien me dice “Ya salte”, él estaba con su startup en aquel tiempo en una oficina donde estaban él, su programador, una persona de servicio al cliente y el otro socio de comercial. Eran 4 personas en una mesa y me dijo “Salte, aquí cabes, no tengas miedo, vas a ver que es menos difícil de lo que crees”. Y eso hice, me salí, me fui a instalar a esa mesa y di el gran salto para empreder.” 

-Eugenio Benavides, actual Socio Director en MyCFO Tax & Accounts.

Tuvimos la oportunidad de hablar con Eugenio, quien inició con un solo cliente y ahora lidera una firma de contadores con alcance internacional. Su ascenso no fue un golpe de suerte, ni tampoco fue una cartera de clientes heredada; fue identificar y cubrir las verdaderas necesidades de aquellos quienes lo contrataron. Y no, no necesitó la playera ni los tenis. 


¿Cuáles son los primeros pasos?

  • Desde la experiencia de Eugenio, optimizar el tiempo y los procesos es el primer paso. Empezarás haciéndolo todo tú, así que invierte en tecnología, en sistemas que reduzcan los tiempos operativos. 
  • Consigue un espacio para ti. No pienses en la gran oficina, solo necesita ser un lugar tuyo. Eugenio, por ejemplo, encontró a otra emprendedora que rentaba una oficina doble de 2m x 2m, y con este espacio pequeño inició. 
  • Ahorra. Y hazlo porque, en cuanto comiences a crecer un poco, tendrás que contratar a otra persona. Tal vez no le puedas pagar lo que paga un corporativo, pero tu buen trabajo atraerá a la persona correcta. Eugenio nos cuenta que contrató a alguien a quien le pagaba menos de lo que antes percibía, pero esta persona creía en su proyecto y quiso trabajar aún así con él. 
  • Prepárate para ser fuerte y no “tirar la toalla”. Eugenio nos comenta que lo más complicado al iniciar su propio despacho contable fue la mentalidad, el mindset y no nada más el valor para “aventarse al agua fría”, sino para mantenerte en ella por un periodo.


¿Qué debes brindarle a los clientes para que elijan contratarte a ti?

La competencia es mucha y el mercado cada vez se llena más de contadores con giros innovadores, con imágenes muy atractivas o con una cartera de clientes muy extensa. No te abrumes, concéntrate en lo que verdaderamente importa, en tu trabajo.

Eugenio nos enlista lo que considera crucial en cualquier contador que emprende:

  • Un diferenciador clave (y un poco obvio), es el pleno conocimiento de la materia fiscal laboral y normatividad contable. 
  • Busca que tus clientes perciban disposición y agilidad en el servicios que les brindas. 
  • Enfatiza siempre la transparencia al cobrar. El honorario acordado debe tener una justificación clara. Logra comunicarle efectivamente a tu cliente el valor de tu trabajo. 
  • Busca mantener siempre un scope amplio en cuando a los servicios que le ofreces al cliente. ¿Qué le puedes ofrecer tú que otros no pueden?
  • Invierte en tecnología. 
  • Y por último haz un ejercicio, vete en el espejo, sé introspectivo y acepta errores que puedes estar teniendo. 


¿Se necesita ser experto en tecnología para emprender?

No, la respuesta es no. Si bien los servicios contables migran cada vez más al ámbito digital y tecnológico, no se necesita ser programador o conocer diversos y complejos ecosistemas en Internet. Existen diferentes servicios contables en la nube que ya llegan con una estructura completa y fácil de entender para actualizarte. Estos sistemas concentran toda tu información, la optimizan, la automatizan y, estando conectados con el SAT, hacen tu trabajo mucho más sencillo y se traducen en mejor calidad de servicio al cliente. 


Si te interesó este blog, tienes algo para contarnos, alguna pregunta o te gustaría contactar con Eugenio únete a la comunidad de contadores en Facebook Contamos.pro, o escríbenos a: contamos.pro@contalink.com 

Comunidad en línea: https://www.facebook.com/groups/contamos.pro