⬅ Regresar al Blog

Contador, tu actitud atrae éxito

Publicado por:
Fecha de publicación: 14/07/2022

Lector, no te espantes; esta no es una entrada de blog sobre cómo lo único que importa es la actitud de empresario, la mentalidad de tiburón y el poder mental de manifestar el éxito. Pero sí es sobre una actitud sana para mantener como profesional de la contaduría y una bonita manera de ver la vida. Lector, ponte cómodo, agarra tu taza de café y prepárate para empaparte de la ocurrencia, empuje e inercia del contador Mauro Salas, un emprendedor desde hace 10 años. 


La primera lección sobre actitud que Mau nos enseñó tiene que ver con fluir, con aventarte a hacer las cosas, no pensarlo demasiado y confiar. Mau decidió estudiar contaduría después de observar la vestimenta formal, elegante y de buen estilo de un amigo mayor que él. Él no sabía qué era la contaduría pero decidió que, fuera lo que fuera lo que este amigo estudiaba, él lo quería estudiar lo mismo. Así que sí, Mau hizo un salto grande en el curso de su vida siguiendo una corazonada y hoy, ama esa decisión sin arrepentimiento alguno. 


La segunda lección nos habla sobre empezar desde abajo, confiar en uno mismo y en que el tiempo y esfuerzo traerán resultados. Mau comenzó a trabajar desde antes de graduarse y sin queja alguna, él nos contó que comenzó como capturista, registrando pólizas y facturas; a mano y una por una. Por ahí dirían “Para saber mandar, hay que saber hacer”, y Mau aprendió directamente de las entrañas de la contaduría y ese conocimiento lo impulsó a otro despacho en donde se convirtió en auxiliar de auditoría, después en supervisor ya con dos o tres personas a su cargo y así fue escalando hasta el departamento de contabilidad ahora con 6 personas y 70 empresas a su cargo. 


Vamos bien, ¿no? Una tercera lección rescata la valentía, el amor y el trabajo en equipo. Después de 10 años trabajando en un despacho, Mau decide no solo casarse con el amor de su vida, sino emprender su propio despacho contable y comienza formando su equipo con él y su esposa que, aunque estudió arte, ayudó a Mau en este importante proyecto de vida. “La felicidad es real cuando es compartida”. 

El despacho comenzó con 5 clientes conocidos de ellos a quienes les cobraban realmente muy poco y su estrategia fue valiente. Comenzaron por tomar el teléfono, hacer llamada por llamada para avisar a sus contactos de este nuevo despacho. Ofrecieron sus servicios y esperaron a que su buen trabajo hablara por sí mismo. Poco a poco los clientes fueron creciendo, refiriéndose y después este esfuerzo les valió su primer cliente grande e importante. 


Hoy, Mau tiene 56 clientes y un equipo grande y aunque el despacho se siente muy satisfecho con el trabajo de estos años, su mentalidad como equipo es nunca dejar de aprender. Hoy se encuentran especializándose en la administración de bienes inmuebles para poseer valor agregado adicional. En el despacho hay enseña continua, quieren que su equipo siempre estudie y que entren cada mes a nuevos cursos, diplomados. Mantenerse siempre a la vanguardia.

Así que esto nos deja la enseñanza del aprendizaje y no solo de querer mantenerse aprendiendo, sino de verdaderamente hacerlo e incluirlo en las dinámicas diarias como despacho. Es por esto que apuestan por la tecnología. Ofrecen cursos para especializarte en nuevas herramientas tecnológicas de trabajo y apoyan a quien sea que levante la mano y quiera hacerlo. El despacho de Mau es cliente del sistema contable en la nube Contalink desde 2015 y desde ese día se han volcado hacia la tecnología que optimice procesos; hoy Mau nos cuenta que han reducido sus tiempos operativos en un 80%. “Es un valor agregado, una ventaja, la vanguardia es ventaja; es darle las cosas más rápidas al cliente.”, nos especifica Mau.


Estas ganas de aprender no solo las tienen como despacho, sino es la principal cualidad que Mau nos cuenta buscan al reclutar nuevos miembros para su equipo. En el despacho confían y se acercan mucho en los jóvenes y aunque sí se asegurar de que los nuevos empleados tengan base suficiente sobre contaduría, lo que buscan es esa chispa y actitud abierta por aprender y por crecer juntos. Mau recuerda lo que es ser joven, inexperto y que no te quieran contratar o tomar en serio, así que él rompe este estigma y se centra en los jóvenes, quienes más pueden absorber conocimiento. Es un tema de actitud y de ganas la gran lección del día de hoy. 


Si quieres ver la entrevista de manera visual, mira nuestras cápsulas en Instagram. O escucha la entrevista en nuestro podcast de Spotify.

O únete a la comunidad en línea para discutir el tema.

¿Algo que decirnos o te interesa colaborar? Escríbenos a: contamos.pro@contalink.com